Ruta fotográfica por Somiedo

253

Written by:

Iniciamos nuestra ruta al arrancar el día, con una temperatura de menos 6 grados. Estamos a mediados de enero y nuestra idea es hacer una larga caminata (de unas 9 horas) por lo que como no sabemos lo que vamos a encontrarnos, decidimos ir bien preparados. Os contamos lo que llevamos en nuestras mochilas, por si os puede orientar para próximas rutas fotográficas: 

  • Suficiente agua y comida, 
  • A ser posible un termo con algo caliente (ya que al caminar  a menos 6 grados el agua puede congelarse o incluso un trago de agua tan fría puede afectarnos a la garganta),  
  • Unos guantes,  
  • Varias capas de ropa (en otro artículo os explicaré sobre la ropa más adecuada para que podáis mantener el calor).  
  • Crema de protección solar y protector labial (al comenzar nuestra ruta observamos que soplaba un aire frio e intenso y que el sol rebotaba en la nieve, así que con esa combinación es fácil quemarnos, por lo que la protección no os puede faltar).  
  • Unos crampones (porque encontramos peligrosos neveros duros como el mármol y nos podemos resbalar). 
  • Un frontal decente con una buena batería (además llevamos una batería externa por si necesitamos recargar el teléfono, ya que con la temperatura tan baja el litio cae y puede hacer que nos quedemos sin teléfono). En otro artículo os explicaré lo que es interesante tener en cuenta respecto de un accidente en montaña y de la mejor manera de comunicar una emergencia.  
  • Un botiquín (no os puede faltar nunca, así que ya os hablaré en detalle de lo importante que llevar en él en próximos artículos). 
  • Unos 30 metros de cordino y unos mosquetones (por si los necesitáis en algún tramo).  
  • El equipo de fotos con un cuerpo y dos lentes (intento ir con lo justo por no cargar demasiado la mochila) 

Pensad que nunca se sabe lo que puede pasar en una ruta, por lo que es importante llevar siempre lo necesario, aunque parezca a simple vista demasiado. Os cuento que una vez encontré a un chico que se había despeñado por una ladera por la que había mucho hielo y yo subía sin nada, por lo que desde aquellas llevo mi mochila mucho más equipada, por lo que pueda pasar. A veces una sencilla manta térmica puede arreglar una situación complicada. 

Aunque la idea para esta ruta era caminar y hacer algunas fotos, finalmente no hicimos muchas, ya que el sol estaba tan bajo que no era la mejor opción.

Cuando hay valles y grandes montañas, siempre nos dará juego un angular, para poder captar toda la inmensidad y un teleobjetivo. Por si os ayuda, con un teleobjetivo podemos aplanar un poco más las montañas y así conseguimos combinaciones de colores o relieves curiosos.

También nos da juego para buscar detalles en las cimas o incluso, si nos sorprende algún animal por el camino, poder fotografiarlo. El angular lo usaremos para captar esa inmensidad (pero ojo, que no es tan fácil como parece). En las fotos nos entra el sol, la nieve, sombras causadas por las cimas y esos brillos sobre nieve o agua, por lo que debemos tener un cierto control de la escena. Para ello combinamos diferentes filtros o técnicas, como un filtro polarizador para evitar esos brillos y un degradado neutro.  

Os dejo un vídeo y unas fotos de esta ruta típica de la zona de Somiedo (Valle del Lago) que es muy fácil de hacer (aunque nosotros dejamos el lago a nuestra derecha y seguimos subiendo, por lo que la ruta se complicó un poco más). 

Os espero en próximas rutas!

Last modified: 26 enero, 2022

Comments are closed.